Un día precioso que ni siquiera el aguacero que cayó en Madrid pudo estropear.
Una boda llena de sorpresas y de momentos originales y divertidos, y cómo no en la mejor de las compañías posibles, que más se puede pedir.
Gracias Horacio por tu inestimable ayuda y tú infinata paciencia, imposible imaginar este día sin tí.

Segundo fotógrafo: Horacio Arriaza
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, Navalcarnero
Hotel  El Labrador

fotos boda en hotel labrador e iglesia parroquial navalcarnero
Comentarios